La educación agustiniana abarca la persona en las dimensiones física, psicológica, social y espiritual. Los pilares que sustentan la educación agustiniana son la interioridad, la comunidad y la libertad.

  • Interioridad: La dimensión personal implica la inquieta búsqueda de la Verdad por el camino del conocimiento de sí mismo, para lograr la trascendencia. Mediante la interioridad, la comunidad educativa aprende a conocer, aceptar, revisar y restaurar dentro de sí la imagen que se ha hecho de los demás y, así, poder escuchar la voz del Maestro que habla en su interior, pues es ahí donde está el fundamento de la verdadera trascendencia.
  • Comunidad: La dimensión comunitaria se concreta progresivamente en fraternidad y caridad. Esto significa desear la unidad, valorar la diversidad, practicar la caridad y vivir la amistad, de tal manera que se llegue a descubrir el misterio divino presente en cada hermano y, de este modo, poder honrar a Dios los unos en los otros, pues hemos sido hechos templos vivos.
  • Libertad: La dimensión de la libertad consiste en la capacidad de elegir, actuando con rectitud de intención y sometiéndose humildemente a la orientación divina. La verdadera libertad, la del amor, es la que tiende al Bien Supremo, el cual es bien en sí y bien para todos.

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS DEL PEI

El conjunto de prioridades de mediano plazo definidas en el punto anterior contribuyen a definir ciertos objetivos estratégicos institucionales para los próximos cinco años en las siguientes dimensiones:

  • Dimensión pedagógico-curricular:
    • Profundizar el conocimiento y la vivencia de los principios y valores católicos y agustinianos que fundamentan el Proyecto Educativo Institucional, PEI;
    • Acompañar en el proceso formativo a los estudiantes y sus familias, con el propósito de promover y desarrollar un proyecto de vida;
    • Proporcionar aprendizajes de calidad, conforme al desarrollo del conocimiento, los estándares del Ministerio de Educación y el Proyecto Educativo Institucional.
  • Dimensión organizativo-operativa:
    • Implementar una política de personal que considere los procesos de selección, inducción, seguimiento, evaluación, perfeccionamiento y desvinculación, en función de perfiles de competencias profesionales de cada estamento, sector, área y nivel.
  • Dimensión administrativo-financiera:
    • Promover, evaluar y gestionar un programa de mejoramiento de la infraestructura y de los espacios disponibles;
    • Diseñar e implementar un sistema de evaluación del cumplimiento de las metas institucionales contempladas en los objetivos estratégicos del Proyecto Educativo Institucional, PEI.
  • Dimensión comunitaria:
    • Acrecentar las relaciones entre la comunidad educativa y el entorno, a través de distintas instancias de participación.

Proyecto Educativo Institucional