La Dirección de Pastoral está integrada por las unidades de Formación y Liturgia. Tiene como objetivo general fomentar un clima de comunidad cristiana, generando espacios para la reflexión y la participación. Para esto, utiliza los tres pilares agustinos que ayudan a mejorar nuestra vivencia de fe a nivel personal y comunitario. Estos son Comunidad, Interioridad y Libertad. La Dirección de Pastoral es el centro de la acción evangelizadora, humana y cristiana de la comunidad educativa; fomenta y acompaña en el desarrollo de actividades que ayudan en la formación de la fe.

Su ideario aspira a formar a la persona en el carisma cristiano y agustiniano que puede resumirse en los siguientes puntos:

  • Aprender a ser, pensar, hacer y compartir.

  • Colaborar con espíritu de entrega a los demás.

  • Apreciar y desarrollar las cualidades dadas por Dios.